Mujeres que marcaron y cambiaron la historia

By
Updated: marzo 6, 2019

Líderes indiscutidas en distintas épocas y países, luchadoras incansables por sus derechos, pilares del desarrollo material y espiritual de la humanidad, en todos los campos, de una u otra manera ellas han sobresalido.

Desde tiempos inmemoriales la mujer ha tenido que soportar diversas injusticias por parte del hombre, y hasta pareció que tuvo que “vivir bajo su sombra” por milenios, sin conocer ciertos derechos que nunca se les había reconocido. Sin embargo, el paso de los siglos mostró a distintas féminas de países, religiones y épocas, que con una gran entrega y sacrificio lograron que hoy por hoy la mujer haya ganado terreno en la vida cotidiana, aunque parece que aún resta trabajo por seguir haciendo.

En la historia de la humanidad, hay una serie de mujeres que marcaron un antes y un después, dejando una huella grande, y sirvieron de ejemplo para otras que fueron llegando después.Un acto en el Luna Park hizo que conociera a Juan Domingo Perón en la década del ’40, y desde ese momento, no sólo fue la “mujer de”, sino que se trasformó en la “abanderada de los humildes” con sus accionares sociales. En 1947 impulsó la sanción de la ley de sufragio femenino, lo cual logró una cierta igualdad electoral entre hombres y mujeres. Más tarde logró una igualdad jurídica entre cónyuges y la patria potestad con el artículo 39 de la Constitución Nacional de 1949. La fundación que llevó adelante construyó hospitales, asilos, escuelas, difundió el deporte, otorgó becas para estudiantes, ayudas para llegar a la vivienda propia y promocionó a la mujer en diversos factores. “Evita” (como era conocida por el pueblo) dejó un legado entre los humildes y tras su muerte en 1952 fue declarada como “jefa espiritual de la nación”. Desde pequeña sufrió en sinsabor de la violencia, muerte, esclavitud y represión por parte de la policía y tropas guatemaltecas. Indígena de nacimiento y con sangre combativa, fue una mujer que luchó contra la pobreza extrema, discriminación, injusticia y todo tipo de explotación a la cual fue sometida el pueblo campesino. La guerra civil desatada en Guatemala dejó un saldo de miles de personas muertas, incluso su propia familia que casi fue exterminada. Tuvo que exiliarse en México, pero en su vuelta y con la ayuda internacional, logró mediante una campaña pacífica mejorar la calidad de vida de sus compatriotas que eran sometidos a la violación de derechos humanos. Esto le valió para ganar el premio Nobel de la Paz en 1992 y ser embajadora de la Buena Voluntad de la UNESCO.A fines del siglo XIX y comienzos del XX, el campo de la medicina, física y química estaba en manos de los hombres, y casi no existían mujeres dedicadas a la ciencia. Sin embargo, esta polaca estudió de manera clandestina en la Universidad de Varsovia y sus estudios apasionados la llevaron a descubrir el polonio, además de comenzar los primeros estudios sobre la radioactividad, que la llevó a descubrir el radio. A pesar de esto, en las conferencias no le permitían hablar por el hecho de ser mujer, y por ende, lo hacía su marido (Pierre Curie también científico). Su reconocimiento llegó en 1903 y 1911 cuando ganó dos Premios Nobel (Física y Química) por sus trabajos como pionera en el campo de la radioactividad, siendo la primera mujer en ganarlo y en dos veces con categorías distintas.De origen albanés pero nacionalizada india, Agnes Bojaxhiu (verdadero nombre) abrazó la religión desde pequeña. Ya en 1950 fundó la Congregación de las Misioneras de la Caridad en la ciudad de Calcuta. Atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, en momentos difíciles de la humanidad. Su entrega hacia la gente y ayuda constante hizo que de tener 13 ayudantes pasara a tener miles en todo el mundo con más de 450 centros en varios países. Ha sido una mujer defensora de los pobres e indefensos y estas acciones la llevaron a recibir el premio Nobel de la Paz en 1979. Tras su muerte a fines del siglo pasado, el papa Juan Pablo II la beatificó por sus acciones y recién a fines de 2015, el actual Sumo Pontífice, Francisco, le aprobó la canonización debido a que la Congregación para las Causas de los Santos le reconociera el milagro de la extraordinaria curación de un hombre brasilero en estado terminal.Si para una mujer actual la vida no es fácil, qué decir entonces para aquellas que habitaban el siglo XV. Este es el caso de esta campesina francesa, quien en plena Guerra de los Cien Años, guió a las tropas francesas a la victoria ante los ingleses y catapultó a Carlos VII al trono galo. Para llegar a esta figura, la chica de 17 años soportó la burla de los hombres por su condición y a base de estrategia y coraje, revirtió esa opinión y fue secundada por miles de soldados en el frente. Llevó adelante incursiones en las ciudades de Orleans, Chinon, Loira y Compiegne, hasta que cayó en manos inglesas y tras su juzgamiento fue condenada a morir en la hoguera. Con el paso de los siglos fue canonizada y actualmente es un símbolo cultural y patriótico de su país por la lucha en el campo de batalla.Su vida estuvo marcada por la poliomielitis y un grave accidente que la marcaría para siempre. Pero la artista mexicana se caracterizó por sus obras, que reflejaron su biografía, sufrimiento y admiración por parte de colegas como Pablo Picasso, Marcel Duchamp o André Breton. Algo para admirar de Frida fue que a pesar de su limitación motriz, operaciones y tratamientos por doquier, se desarrolló de una manera creativa y admirable a pesar de todo. Además fue vanguardista para su tiempo y con toques surrealistas, y además agregar que a pesar de estar casada con el pintor Diego Rivera, siempre se mostró autosuficiente y fuerte. Las características sexuales en algunas de sus pinturas la pusieron en el ojo de la tormenta algunas veces, pero eso nunca impidió que Frida fuera quien fue como mujer.El mundo de Hollywood en sus primeras décadas tenía figuras de diversa índole, pero le faltaba alguien que le diera glamour, sensualidad, atracción y feminidad. Esto ocurrió hasta que este ícono sexual apareció en las pantallas grandes, aunque para llegar a eso tuvo que recorrer un largo camino donde sólo la veían como alguien básico y sin inteligencia, es decir, que la catalogaron por su cabello rubio y su apetecible figura celestial. Es por eso que nunca le llegaban papeles importantes, algo que comenzó a revertir con trabajo y frescura. “La Comezón del séptimo año” o “Los Caballeros las prefieren rubias” fueron sus principales trampolines para alcanzar la fama, eso sumado al Globo de Oro ganado como Mejor actriz de Comedia. Marylin supo mezclar esa mujer fatal de la revista Playboy con esa mujer cálida en la pantalla que la convirtió en una figura sensual para la eternidad.