“Gentleman” empieza a explotar en YouTube

By
Updated: abril 16, 2013

La nueva canción de PSY, autor del Gangnam Style que superó todos los récords el año pasado, hace furor y en sólo dos días de estar subido al portal de videos ya superó las 50 millones de visitas.

“Gentleman”, el nuevo tema con el que el cantante Psy pretende repetir el éxito de “Gangnam Style”, superó las 50 millones de reproducciones en el portal de vídeos Youtube, tres días después de salir a la venta en todo el mundo.

Con un estribillo que reza “Soy una madre, un padre, un caballero”, el nuevo trabajo del rapero surcoreano, cuyas visitas este lunes seguían subiendo tras rebasar los 53 millones, presenta una sátira sobre un hombre vulgar que se denomina a sí mismo un “gentleman”.

Desde que el pasado viernes salió a la venta en 120 países, entre ellos la Corea del Sur natal de su intérprete, “Gentleman” ha copado el número uno en la lista de descargas de iTunes de 16 mercados nacionales, como Bélgica, Tailandia o Singapur, entre otros.

El nuevo sencillo, que emplea más términos en inglés y menos en coreano en comparación con “Gangnam Style”, posee un tempo y unas bases electrónicas similares a las del tema con el que Psy, antes un músico desconocido en el exterior y con una modesta popularidad en su propio país, saltó a la fama mundial.

El cantante surcoreano comenzará próximamente una gira internacional para promocionar su nuevo vídeo de la que ofreció el pasado sábado un multitudinario adelanto en Seúl, con un concierto al que acudieron 50.000 personas.

Psy, cuyo nombre real es Park Jae-sang, se ha convertido en todo un ídolo nacional en Corea del Sur después de que “Gangnam Style” alcanzara el mayor número de reproducciones de la historia de Youtube, algo hasta entonces impensable para un tema en coreano.

Tras dar la vuelta al mundo a través de la red con su ritmo pegadizo y divertidas imágenes, el videoclip de Gangnam Style batió en diciembre del año pasado la marca de mil millones de reproducciones y a día de hoy ya va por más de 1.500 millones.

EFE