El Papa abre el debate: ¿sacerdotes casados?

By
Updated: octubre 24, 2018

En el 2019 se reunirá con obispos sudamericanos. La idea es aceptarlo en países donde hay escasez de curas. 

Desde el Vaticano analizan aceptar como sacerdotes a hombres casados en lugares del mundo donde los curas son escasos. En tiempos de cambio, la Iglesia Católica busca adaptarse a las circunstancias actuales para lograr una mejor convivencia y entendimiento con los demás.

Lo que antes era considerado tabú, ahora puede convertirse en realidad. Y es que el papa Francisco programó  una reunión de obispos sudamericanos a realizarse en 2019 con el foco puesto en la situación de la Iglesia en la Amazonia, un territorio enorme con muy pocos sacerdotes.

Allí uno de los temas en discusión será previsiblemente la ordenación de hombres de comprobada virtud, los llamados “viri probati”. El debate se expandió por Italia ante el estreno del documental “La decisión: sacerdotes y amor”, que retrata a una docena de varones en cuatro países europeos que viven clandestinamente con mujeres o han creado sus propias comunidades religiosas para poder vivir en matrimonio.

El documental, emitido por Discovery Italia, argumenta que muchos de estos hombres serían felices de poder regresar al sacerdocio y ofrecer sus servicios pastorales. La problemática cuenta con las simpatías de Francisco, quien desde hace tiempo se mostró dispuesto a considerar a los “viri probati” para satisfacer las necesidades pastorales en el Amazonas. Además, expresó solidaridad con los sacerdotes que tomaron la angustiosa decisión de renunciar.

El ex cura Rosario Mocciaro, titular de Vocatio, una asociación italiana de ” sacerdotes casados”, le escribió una carta al Papa en la que le pidió la oportunidad de tener una presencia activa en la Iglesia. Según estima, hay unos 5.000 varones en el país abandonaron el sacerdocio y un tercio de ellos estaría dispuesto a volver si tuviesen la autorización.

“La posibilidad de tener una viri probati sería un gran paso”, opinó. “Nos gustaría que tomara en consideración (sin prejuicios ni pretensiones) la oportunidad de permitir nuestra presencia activa en la actividad diocesana, dadas nuestra experiencia y competencia en los sacramentos que hemos vivido: el ministerio y el matrimonio”, señaló el líder del grupo.

Mocciaro, quien se casó por registro civil en 1977, expresó esperanzas en que “habrá progreso con Francisco y algunos obispos italianos solidarios que han aportado un nuevo aire y ambiente al antiguo problema”. El celibato ha sido parte de la tradición católica desde el siglo XI.

Una de las razones por las que se impuso fue porque el Vaticano no quería que los bienes de los sacerdotes fueran traspasados a sus herederos. En la región amazónica, algunos fieles indígenas pueden pasar meses sin ver a un sacer